Y estas Señales seguirán a los que creen

Marcos 16:16-18
Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.


Hechos 2:1-5
Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos.

Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados;

y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos.

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.


Hechos 2:16-19
Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:

Y en los postreros días, dice Dios,Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños;

Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.
Y daré prodigios arriba en el cielo, Y señales abajo en la tierra.

 

Hechos 5:12

Y por la mano de los apóstoles se hacían muchas señales y prodigios en el pueblo;...

Hebreos 2:4
testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

Marcos 16:20

Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.
 
--------------------------------------------------------------------------
 
Desde el Antiguo Testamento podemos ir conociendo la naturaleza de Dios. Él es un Dios de poder y que siempre toda Palabra que ha declarado ha ido acompañada con una señal o un hecho poderoso.

Éxodo 3:10-12
Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel. Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya a Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? Y él respondió: Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.


Cuando Dios habló a Moisés y lo escogió para traer libertad al pueblo de Israel, que se encontraba oprimido por Egipto, no sólo le dio Palabra, sino que le dio también autoridad y señales que acompañasen la palabra que Moisés dijera de parte de Dios.

Éxodo 4 :2-4,17
Y Dios dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara.

El le dijo: Echala en tierra. Y él la echó en tierra, y se hizo una culebra; y Moisés huía de ella.
Entonces dijo Dios a Moisés: Extiende tu mano, y tómala por la cola. Y él extendió su mano, y la tomó, y
se volvió vara en su mano. Y tomarás en tu mano esta vara, con la cual harás las señales.


Dios es un Dios de poder, que capacita a sus siervos cuando éstos escuchan su voz, le obedecen y desean vivir consagrándose para Él buscando la santidad y viviendo en su Presencia. El Señor nos ha llamado para predicar su Evangelio y su Palabra en medio de una generación perdida y que demanda señales para creer. El Señor no cambia, es el mismo por los siglos de los siglos...

Malaquías 3:6

Porque yo, el Señor, no cambio; por eso vosotros, oh hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

Y si Dios no cambia, tampoco ha cambiado en su manera de actuar para con la humanidad. Sus discípulos predicaban el Evangelio y el Señor iba ayudándoles y confirmando la palabra con las señales que la seguían (Marcos 16:20) y de igual manera quiere hacer contigo y conmigo, Dios desea que apartemos tiempo para Él, que busquemos su rostro, que anhelemos y deseemos ser llenos de su Espíritu para así poder investirnos de poder de lo alto y hacer milagros, señales y prodijios a través de nosotros sus siervos, para que, aquellos que aún no le conocen, puedan ver que Cristo vive, que es el mismo ayer y hoy y por los siglos, y que sigue sanando a los enfermos, levantando a los caídos y trayendo libertad a los cautivos.

Dios quiere usarnos como instrumentos en sus manos, pero no puede usarnos si primero no somos limpiados y descontaminados de todo aquello que no le glorifica. No puede usarnos si no decidimos apartarnos de y luchar contra todo aquello que lo único que hace es separarnos de Él: los deseos de la carne, la mentira, malos pensamientos, malas costumbres del pasado, vicios.... el cristiano debe apartarse del pecado y buscar santificarse para Dios y llevar una vida en santidad sin la cual nadie verá al Señor (Hebreos 12:14).


2 Timoteo 2:21

Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.


La vida del cristiano debe de estar caracterizada por ser una vida de poder, que es usada por Dios para traer libertar a los cautivos y echar fuera demonios, que sabe en todo momento que se encuentra en una batalla espiritual contra el reino de las tinieblas y que necesita ser investido del poder de Dios cada día, para poder resistir firmes y venciendo toda oposición, mientras predicamos la Palabra de Verdad.

Efesios 6:10-12
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.


Iglesia no podemos dormirnos ni descuidarnos, hay muchas almas que aún no han recibido el Evangelio que puede cambiar sus vidas y están presas bajo las garras de satanás, que el Señor lo reprenda.  Necesitamos ser llenos del poder de Dios para predicar como lo hacían los discípulos de Cristo, con señales que seguían a las palabras que hablablan, orando por los enfermos para que sean sanos y trayendo libertad a los cautivos.

Querido/a, Ábrele tu corazón al Señor hoy, exponle todo aquello con lo que te encuentras luchando en tu vida y que te impide avanzar en tu vida cristiana y ser investido de poder de lo alto. Pídele al Señor que te limpie con su Sangre y que quite de tí todo aquello que impide que el Espíritu Santo se mueva con libertad en tu vida.

Anhela servir al Señor, anhela rescatar a otros que están encaminándose al infierno, anhela y permite que Dios te use con poder para que su nombre sea glorificado a través de tu vida y puedas ver como ganas almas para el Señor.

¡ Que el Señor te bendiga, guarde y llene de su poder !

 Amén.
 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.