Cuando se pasa por el Desierto

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.
 
No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
 
Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.
 
 
--------------------------------------------------------------------------------
 
 
Ser cristiano, no significa que la vida sea un camino de rosas, un camino llano y sin dificultades.(Mateo 7:14) Ser cristiano significa llevar una vida teniendo una relación con Dios, leyendo su Palabra y obedeceiendo sus mandamientos, sea facil o dificil la situación por la que se está pasando.
 
El cristiano se caracteriza por ser una persona imperfecta, que sabe sus limitaciones y que sabe perfectamente que sus fuerzas para vivir provienen del Señor, no de si mismo.
 
Mi socorro viene del Señor, que hizo los cielos y la tierra.
 
Por ello, es importante que el creyente, siervo de Cristo, la persona que es cristiana de corazón, debe saber que si Cristo, sin haber pecado y sin haber faltado a la ley, fue acusado falsamente, calumniado, insultado, agredido.... el creyente no puede esperar un trato agradable hacia sí mismo, el que decide seguir a Cristo se opone al mundo y a la corriente pecaminosa que éste sigue, y quien se hace amigo de Dios, se enemista con el mundo....
 
El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor.
 
No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
 
Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.
 
Pero no nos desanimemos, todo esto forma parte del plan divino...¿para qué? Porque Dios quiere transformarnos, quiere que nos despojemos del viejo hombre viciado de malas costumbres...
 
En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos...
 
 
¿Cómo nos despojamos del viejo hombre? Pasando tiempo en la Presencia de Dios, orando, leyendo su Palabra, de esta manera el Señor va cambiando nuestras costumbres pecaminosas y va moldeándonos, y no sólo así, cuando halla llegado el momento, Dios permitirá que pasemos por el desierto...
¿Por el desierto?....¿Qué es el desierto?....
 
El Desierto es aquella prueba que Dios permite en nuestras vidas, a través de la cual nos ayuda a comprender que dependemos total y absolutamente de Él para vivir. El Desierto es cuando en nuestras vidas tenemos una circunstancia la cual nos es imposible cambiar por nosotros mismos, y en la cual clamamos a Dios con todas nuestras fuerzas dejándola en sus manos.
 
Cristo también fué llevado al desierto, después de recibir el Espíritu Santo, allí satanás lo tentó e intentó hacerle caer y hacer que le fallase a Dios, pero el Señor lleno del Espíritu, soportó la prueba y salió victorioso de ella, no le falló a Dios ni pecó.
 

¿Estás pasando por una situación en tu vida, la cual crees que te está superando, en la cual ves que no puedes avanzar?¿Has intentado todo lo posible y no has conseguido cambiar esa situación?

 

Estás en el momento oportuno para clamar a Dios con todas tus fuerzas y darle tu situación a Él para que tome el control. Si Dios te ha traído hasta aquí no es para abandonarte, hasta aquí Dios ha estado contigo y va a seguir estándolo siempre que no te sueltes de su mano.

Dios no permite que vayas al desierto si sabe que no lo vas a lograr, si Dios te ha traido hasta aqui es porque sabe que puedes lograrlo, ahora es el momento que uses tu fé para clamar a Dios y para que puedas depositar en Él toda aquella situación que no puedes cambiar por tí mismo. No es de cobardes reconocer la imposibilidad de seguir por uno mismo, rendirse si es de cobardes, y los hijos de Dios no somos cobardes, somos más que vencedores por medio de Cristo Jesús, nuestro Señor.

 

Te animo a que dejes en las manos del Señor tu situación, verás como Dios se glorificará en tu vida y podrás dar testimonio de lo que Dios ha hecho contigo cuando estabas pasando por un momento dificil.

 

Señor Jesucristo, hasta aquí he podido llegar, reconozco que lo he intentado con mis propias fuerzas pero en este momento te dejo esta situación en tus manos, pidiéndote Señor que tú la uses para glorificar tu nombre a través de mi vida. Gracias te doy Señor porque en tí tengo la victoria. En el nombre de Jesús. Amén.

 

Querido/a Amigo/a, te felicito por haber dejado en las manos del Señor tu desierto. Cristo está a tu lado ayudándote a superar toda prueba.

 

No dejes de leer su Palabra, por medio de la cual vas recibiendo esa Agua de Vida que te va fortaleciendo para que sigas caminando, cada vez que te sumerges en su Presencia, el Señor te lleva a un oasis en el cual te da nuevas fuerzas, aun en medio de la situación más dificil, Dios te permite sentir su paz que sobrepasa todo entendimiento.

 

Pero he aquí que yo la atraeré y la llevaré al desierto, y hablaré a su corazón.
 
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

 

Ya muchos hemos pasado por el desierto, y el Señor siempre ha sido y es fiel, y cuando más oscuro parecía todo, más cerca estaba el Señor ayudando y fortaleciendo en medio de la situación.

 

 

¡Que Dios te bendiga y fortalezca!

 

 



 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.