Viviendo bajo la Cobertura de Dios



Salmos 91:1-4

El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo al Señor: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.



Salmos 17:6-8
Yo te he invocado, por cuanto tú me oirás, oh Dios;
Inclina a mí tu oído, escucha mi palabra.

Muestra tus maravillosas misericordias, tú que salvas a los que se refugian a tu diestra,
De los que se levantan contra ellos.

Guárdame como a la niña de tus ojos;
Escóndeme bajo la sombra de tus alas,

 

Salmos 63:7

Porque has sido mi socorro, Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.

Isaías 26:3

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

Deuteronomio 33:27

El eterno Dios es tu refugio, Y acá abajo los brazos eternos; El echó de delante de ti al enemigo,

Isaías 43:1

Ahora, así dice Dios, Creador tuyo..: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.


Dios bendiga su Santa Palabra.
--------------------------------------------------
 

Cuando pasamos a ser parte del pueblo de Dios, hemos sido aceptos por Dios nuestro Creador como Hijos suyos, por medio del sacrificio de nuestro Señor Jesucristo. Hemos pasado a formar parte de la Familia de Dios. Cuando somos miembros de una Familia, tenemos la figura paterna, el Padre, que es la máxima autoridad y a quien debemos rendir cuentas y preguntar acerca de nuestras dudas en todo momento, del mismo modo debemos hacer con nuestro Padre Celestial.


1 Corintios 7:21-23
Porque el que en el Señor fue llamado siendo esclavo, liberto es del Señor; asimismo el que fue llamado siendo libre, esclavo es de Cristo.Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.

Gálatas 4:7

Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

Como dice la Palabra, fuimos comprados por la Sangre de Jesucristo, debemos toda honra, servicio y respeto a nuestro Salvador. De modo que ya no vivimos para nosotros mismos ni para los hombres, ni siquiera para satisfacer cuantos deseos tengamos, sino que somos de Cristo, y debemos de vivir para glorificarle a Él en todo...

2 Corintios 5:14-16
Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron;
y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.



Estamos en los últimos tiempos, conclusión a la que podemos llegar analizando las profecías bíblicas, su cumplimiento y viendo el actual estado de la sociedad, que se encuentra en rebelión contra su Creador, así como vemos el peligro que se está levantando, el cual es una desviación y una clara negaciónde la Sana Doctrina del Evangelio de Jesucristo, lo que se le conoce como Apostasía.

1 Timoteo 4:1
Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios...

Mateo 24:24

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Colosenses 2:8-10,18-22
Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.
Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.
Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,
y no asiéndose de la Cabeza (Cristo), en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios. Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?


Dios no desea que nos sometamos a mandamientos, doctrinas ni "coberturas" de hombres, que lo único que hacen es arrojar confusión en la mente de las personas y provocan desviaciones, por ello, el Señor nos dice que escudriñemos las Escrituras, ya que, dan testimonio de Él, y en ellas podemos encontrar sus Palabras cuando Él enseñaba claramente acerca de algunos temas a sus discípulos. Cualquier duda que necesites que Dios te aclare, pídele con Fé que abra tu entendimiento para que comprendas su Palabra...
 

1 Corintios 3:11

Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.


Juan 5:39
Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí

Lucas 24:45
Jesús...Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras.

¡Qué Dios tan grande y tan maravilloso tenemos! que si no entendemos algo, nos invita a que escudriñemos su Palabra, y si tenemos necesidad de cualquier cosa, se lo pidamos y Él nos lo dará conforme a su voluntad (
Juan 16:23), y mucho más abundantemente nos dará cuando deseamos llenarnos de su Palabra, de su Espíritu Santo, y deseamos obedecerle en todas las cosas, con anhelo de ser un instrumento util en las manos del Señor para predicar su Evangelio.

En estos tiempos que corren, es primordial para los cristianos que vivamos a diario en la Presencia de Dios, teniendo una íntima comunión con el Señor, quien vive cerca de Dios dificilmente será engañado, necesitamos apoyarnos en Él en todo tiempo, empaparnos con su Palabra y estando alerta analizando a la luz de las Escrituras todo lo que sea que se nos enseñe o predique en la Iglesia a la que asistimos.


1 Pedro 5:8

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

2 Corintios 2:11

para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

No podemos ignorar que tenemos un enemigo que no cesa de acusarnos ante Dios(Apocalipsis 12:10), y está buscando a diario la más mínima oportunidad para hacer tropezar a los Hijos de Dios. La vida cristiana es una batalla diaria, en la cual los que hemos sidos libertados del que esclaviza (diablo), ahora trabajamos con Cristo, el Libertador de los esclavos, arrebatándole las almas al enemigo y trayéndolas a los pies del Señor para que sean libres del pecado y de la condenación eterna....

 

Juan 14:6

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la Verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.


Juan 8:32

y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará libres.


Juan 8:36

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.


2 Timoteo 2:1-3,10,25-26
Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús...
que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.


Debemos vivir a diario en la Presencia de Dios, somos sus Hijos y sus Escogidos. Sólo Dios nos da refugio y cobertura bajo la sombra de sus alas, si estamos bajo la cobertura de Dios, nada podrá hacernos daño, y aunque pasemos por pruebas de fuego, saldremos victoriosos y forlalecidos de esas pruebas glorificándo el nombre de Dios.

Vive bajo la cobertura del Señor a diario, nútrete con su Palabra y pídele que te llene de su Espíritu Santo cada día.

Que el Señor te bendiga y guarde.


 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.