Un Rayo de Esperanza

"El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Juan 1:29"

"Pero si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7"

"Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14"

 

Amado lector, el mundo entero estamos atravesando momentos difíciles, momentos en los que no entendemos la situación y sobretodo no sabemos como enfrentarnos de la mejor manera posible.

 

Pero no todo esta perdido, mientras estamos vivos, hay esperanza. Y esa esperanza la encontramos en la Santa Biblia. En la Palabra de Dios, Dios nos explica que el ser humano se encuentra separado de Dios a consecuencia del pecado, y ante esa situación esta expuesto a padecer las consecuencias del mismo, que son dificultades, problemas, enfermedades y finalmente la muerte. Cuando Dios creo al ser humano, le concedió eternidad, pero a consecuencia del pecado, la muerte paso a todos los hombres por cuanto todos pecamos y estamos separados de Dios.

 

"Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. Romanos 3:23"

 

Mas Dios, como nos ama, nos tendió Su mano para que, arrepintiéndonos, podamos volver a reconciliarnos con nuestro Creador aceptando a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador personal.

 

"Siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre. Romanos 3:24-25"

 

Dios mandó a Su pueblo en Egipto que pusieran sangre de un Cordero sin mancha en los dinteles de las puertas para que no fueran heridos en esa casa, esta Palabra es símbolo de la Sangre de Cristo, toda persona que acepte a Cristo como su Señor y Salvador y se aferre al sacrificio que Cristo hizo en la Cruz por toda la humanidad y le pida al Señor que lo cubra con Su Sangre, será guardada en el día del mal.

 

Aférrate a Jesucristo con todo tu corazón en este día, aceptando el regalo del amor de Dios, quien sigue a día de hoy demostrando amor y misericordia a toda la humanidad.

 

"Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto. Éxodo 12:13"

 

"Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros... 1 Pedro 1:18-20"

 

La Sangre de Jesucristo nos puede limpiar de todo pecado, y solo así podemos ser salvos del pecado y de sus malas consecuencias. ¿Quieres recibir el regalo de Dios para la humanidad? Acepta hoy a Jesucristo en tu vida con una oración como la que sigue:

 

Señor Jesucristo, reconozco que soy pecador, y me arrepiento de todo corazón. Creo que has muerto por mi, y que con tu Sangre derramada en la cruz, me limpias de todos mis pecados, creo que has resucitado para darme la vida eterna. Señor sálvame, te abro mi corazón y te recibo para siempre, ven a morar en mí, con tu Santo Espíritu. Amen.

 

Que el Señor te bendiga y te guarde.
 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.