Camina sobre las Aguas, mira a Cristo

Mateo 14:26-31

Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: ¡Un fantasma! Y dieron voces de miedo.

Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: ¡Tened ánimo; yo soy, no temáis!

Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.

Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.

Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame!

Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?


Éxodo 10:3

Entonces vinieron Moisés y Aarón a Faraón, y le dijeron: El Señor, el Dios de los hebreos ha dicho así: ¿Hasta cuándo no querrás humillarte delante de mí? Deja ir a mi pueblo, para que me sirva.


Hechos 4:18-20
Cuando los llamaron, les ordenaron no hablar ni enseñar en el nombre de Jesús.Mas respondiendo Pedro y Juan, les dijeron: Vosotros mismos juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque nosotros no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído.

Ezequiel 12:3,5,9
Y tú, hijo de hombre, prepárate el equipaje del destierro y sal al destierro de día, ante sus ojos; sal al destierro desde tu lugar a otro lugar, ante sus ojos...Ante sus ojos haz un hueco en el muro y sal por él...Hijo de hombre, ¿no te ha dicho la casa de Israel...: “¿Qué estás haciendo?”

Hechos 5:26-29,38-39
Entonces fue el jefe de la guardia con los alguaciles, y los trajo sin violencia, porque temían ser apedreados por el pueblo.

Cuando los trajeron, los presentaron en el concilio, y el sumo sacerdote les preguntó,

diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre.

Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres...
...Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá;

mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.

2 Corintios 3:17
Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad

 

Romanos 8:14

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Zacarías 6:15
Y los que están lejos vendrán y ayudarán a edificar el templo de Dios, y conoceréis que el Señor de los ejércitos me ha enviado a vosotros. Y esto sucederá si oyereis obedientes la voz del Señor vuestro Dios.

Dios bendiga su Santa Palabra

--------------------------------------------------------------------------


Hubo un momento en la vida de Pedro, que vivió con el Señor, que cambió su vida para siempre, y ese fué cuando le dijo a él y a su hermano Andrés, venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres (Mateo 4:17-19).... pero también hubo un momento que marcó la vida de Pedro cuando estaba junto con los demás discípulos en la barca y todos vieron a Jesús caminar sobre las aguas, entonces Pedro le dijo, si eres tú Señor, manda que camine yo sobre las aguas, y Jesús le respondió: Ven.

Hay momentos en nuestras vidas en los que el Maestro desea tratar con nosotros de una manera especial y más íntima, ésto lo experimentamos a medida que vamos pasando más tiempo en su Presencia cada día.

Dios tiene un plan divino y un propósito para la vida de cada persona a la que llama, ha repartido dones y talentos a cada ser humano (Mateo 25:14-30), y llegará el día en el cual el Señor nos pedirá cuentas a cada uno de lo que hallamos hecho con ese don que habia puesto en nosotros, con el deseo de recibir los frutos que hallamos obtenido en la vida como resultado del uso de ese don y ese talento.

Sucede que, hay personas a las que Dios da un don, y luego las llama para que usen ese don en el lugar al cual las envía, un lugar en el cual Dios quiere ponerla para que ese don pueda ser usado y obtenga frutos, pero, ¿qué pasaría si esa persona, habiendo recibido el llamado y la Palabra de Dios, no se decidiera por obedecer a Dios y se dejara guiar por las opiniones de los hombres que le dicen...Tú qué haces...Para dónde vas...Este es el lugar donde Dios te ha puesto y no te moverá de aquí....?

Para un Cristiano siempre es necesario y obligatorio analizar todo a la luz de las Escrituras, y más cuando se trata de un tema con el que Dios ha tratado personalmente contigo....Vemos en Hechos 5:29 que nos dice la Palabra de Dios: que es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres...

De modo que, cuando una persona recibe el llamado de Dios a retirarse a otro lugar o tomar alguna decisión importante en su vida, y ese llamado es respaldado con Palabra que Dios le ha dado a través de pasar tiempo en oración con Él, y va acompañado de la Paz de Dios...
el deber y la obligación es de OBEDECER A DIOS
, ya que, de lo contrario, esa persona estaría desobedeciendo a Dios porque le estaría dando prioridad a la opinión que los hombres están teniendo (por quedar bien con ellos...) y restándole importancia a la Palabra que Dios le ha hablado personalmente.

Cuando Jesús mandó a Pedro a salir de la Barca
, no sólo estaba diciéndole camina sobre el mar, sino que estaba diciéndole, quiero enseñarte algo nuevo que nunca habías vivido conmigo, quiero que confíes en mí, a pesar de las circunstancias, dejando la seguridad de la barca y a tus compañeros.

Y que, sin mirar las circunstancias que te rodean y las olas de alrededor que intentan derribarte por seguirme, sigas fijando tu mirada en mí y confiando en que seguirás avanzando en tu vida cristiana, opinen lo que opinen los de la barca, yo soy Jesús y quiero que me escuches y me mires a mí. Quien murió por tí fuí yo y deseo que crezcas en mí porque instrumento escogido para mí gloria eres tú.

Los Hijos de Dios necesitamos el Espíritu Santo de Dios, Él nos guiará a toda verdad (Juan 16:13-15), los que somos guiados por Él somos llamados Hijos de Dios, no es posible que una persona se llame Cristiano y seguidor de Cristo y no tenga una relación con el Espíritu de Jesucristo... la persona que se dice ser Cristiana e Hija de Dios es necesario que halla nacido del Espíritu...

Juan 3:6-7
Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. 
No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.


Ser Cristiano es estar dispuesto a negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz cada día, estando dispuestos a renunciar a todo aquello que quiere separarnos de Dios... nuestra misma tendencia carnal pecaminosa, vicios, costumbres, nivel social, malas compañías, etc...

Mateo 10:38

Y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.

Cristo no nos ha prometido una vida sin dificultades, pero sí nos ha prometido estar con nosotros siempre, aún en medio de cualquier adversidad que se presente en nuestras vidas.

Nuestro deber como Cristianos es pasar tiempo a diario Orando, Leyendo la Palabra, Escuchando aquello que Dios quiere decirnos, y lo más importante, que estemos dispuestos y decididos a Obedecer el llamado de Dios para nuestras vidas.
 
Y si el Señor te dice, bájate de la Barca y camina sobre las aguas....no lo dudes y...
¡CAMINA HACIA JESÚS! ESTARÁS EN LAS MEJORES MANOS.

 

Dios te bendiga en este día.









  

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.