Una sociedad revelada contra Dios


Efesios 2:1-3
Y él (Cristo) os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

 

No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
 
Lucas 4:5-8 
Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.
Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.

Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

-------------------------------------------------------------
 
Vivimos en una sociedad que se rige por unas tendencias, por unas modas y unas corrientes basadas en lo superficial y en lo carente de valor. El diablo ofrece "fama y riqueza" a todo aquel que le adora, pero la persona no es consciente que le ofrece un "caramelo" envenenado y que acabará con su vida, un "caramelo" con apariencia de bonito y bueno pero cuyo fin es una muerte segura apartándolo de Dios para siempre, que el Señor reprenda a satanás.

Vemos en la sociedad de hoy en dia, como los buenos valores y costumbres que durante cientos de años han sido considerados de gran valor para la humanidad, van precipitándolos al vacío, llegando la sociedad a llamar a lo malo, bueno, y a lo que es moral y conforme a las leyes de la naturaleza, lo llaman malo, pero de esto ya nos advierte la Palabra de Dios...
 
!!Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!

La Biblia expresa un Ay! por aquellos que se dejan llevar por esas corrientes "modernas" y aceptan lo que es contra natural como algo normal y aceptable, aceptándolo como dulce cuando es totalmente amargo.


Algo que se está aceptando mundialmente desde hace pocos años y se está implantando con imposición en la mayoría de países, es la homosexualidad. Pero, ¿qué es la homosexualidad? ¿por qué algo que era considerado anti-natural es bien visto hoy en día? Veamos qué nos dice la Biblia al respecto...

Levítico 18:22

No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

Levítico 20:13
Si alguien se acuesta con otro hombre como se hace con una mujer, abominación hicieron; ambos han de ser muertos: sobre ellos caerá su sangre.


Romanos 1:26-28
Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;

1 Corintios 6:9-11

 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.
 
Iglesia y amigo que nos visita, ¡cuidado con "adaptarnos" a los cambios que la sociedad, siendo guiada por el príncipe de este mundo, está realizando! Cuidado con aceptar como buenas las nuevas leyes que se están dando por válidas para el ser humano, cuando para Dios son totalmente abominables. Nosotros los cristianos somos la luz del mundo y la sal de la tierra, somos llamados a anunciar el Evangelio y a denunciar el pecado, no podemos callarnos y aceptar lo que Dios llama pasiones vergonzosas como si fuese una "diferente orientación sexual" y muchísimo menos llamarlo matrimonio, el matrimonio que Dios instituyó es entre el hombre y la mujer.
Lo que Dios llama pecado, nosotros lo llamamos pecado y la homosexualidad y todo desvío del órden natural establecido por Dios, es pecado, según dice la Palabra de Dios, es abominación ante los ojos de Dios.

Dios destruyó Sodoma y Gomorra por este pecado, recomendamos la lectura de este hecho que se encuentra en el libro de Génesis capítulo 19.

Mateo 5:13
Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.

Efesios 5:8
Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz

2 Pedro 2:20-21

Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.
 

Los cristianos hemos escapado de las contaminaciones del mundo, por medio de nuestro Señor Jesucristo, no podemos enredarnos nuevamente en esas contaminaciones ni aceptar ni dar por válido lo que Dios no acepta. Y con nuestro testimonio debemos reflejar la luz que Jesucristo nos da para que los que no ven, puedan ver las cosas como Dios las ve.

Dios también nos habla por medio de la naturaleza, Él estableció un órden respecto a la sexualidad desde el principio de la creación (
Marcos 10:6), y en la misma naturaleza es demostrada la aprobación de Dios a la sexualidad entre el hombre y la mujer pudiendo concebir hijos y procreando (Génesis 1:26-28). Así como existen leyes en la naturaleza (ley de la gravedad, etc..) existen leyes (Ezequiel 11:20)por las cuales el ser humano debemos regirnos para mantener el equilibrio con el que Dios creó la vida en la Tierra.

Lo que sucede que, el ser humano por su rebeldía hacia Dios y por medio del pecado(
Isaías 59:2), no sólo ha perdido la relación con Dios y la capacidad de mantener el órden que Dios dejó establecido en la creación, sino que se está encargando de destruir todo cuando encuentra a su paso, desde la naturaleza y la vida hasta el mismo planeta.

Dios no puede pasar por alto el pecado, y toda inmoralidad y todo acto contra-natura y contra sus leyes será castigado severamente por la justicia divina.


Sin embargo, ¡no todo está perdido!, ya que, Dios aborrece el pecado de la homosexualidad, el adulterio, la fornicación, la mentira, la avaricia, etc.... pero Dios ama al pecador. Y le ofrece el perdón, la restauración y la renovación de su vida por medio de su hijo Jesucristo.
 

1 Corintios 6:11
...Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús y por el Espíritu de nuestro Dios.
 

por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,


1 Juan 1:8-10

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.


Jesucristo nos abrió un Camino al Padre, y por medio de Él podemos obtener el perdón de nuestros pecados y ser santificados ya que, Cristo vino al mundo para dar su vida por nosotros (1 Timoteo 1:15) y llevar la culpa que merecíamos por nuestros pecados(Isaías 53:5).
 



¿Aún no eres cristiano y deseas vivir un cambio en tu vida y apartarte del pecado?
No importa la vida que hayas tenido, Dios no está mirando tus pecados, Él quiere que aceptes que eres pecador y que te arrepientas, confesándole que le necesitas a Él para poder vivir. Dios no desprecia al corazón contrito y humillado (
Salmos 51:17 y Salmos 34:18).

 

La sociedad quiere hacer ver que todo es bueno, que hay que buscar "la igualdad", que hagas lo que quieras, pero el fín de hacer lo que se quiera puede causar incluso la muerte.

Cuando eras bebé, tus padres o tutores cuidaron de ti, cuando fuiste creciendo te iban advirtiendo de los peligros para que no te acercaras a ellos ya que, sufrirías las consecuencias, ¿te imaginas si se le dejara a un pequeño de 2 años que haga lo que quiera...abriendo cajones con cuchillos...tocando enchufes y otros objetos peligrosos? Pues a ese mismo peligro se encuentra expuesta la persona que sigue las corrientes de este mundo sin tener en cuenta a su Creador, Dios.

Las personas debemos de tomar como referencia y para guiarnos en nuestras vidas la Palabra de Dios, la Biblia. Dios nos dice que en los últimos tiempos la maldad aumentará (
Mateo 24:12), y como podemos ver así está ocurriendo. El ser humano no deja de intentar vivir sin normas, hacerse de dinero (1 Timoteo 6:10) sin importar a quien se lleva por delante, haciendo guerras, creando y sembrando una nube de destrucción por donde pasa, sin percatarse de que está siendo una marioneta la cual satanás utiliza para intentar hacer guerra contra Dios, más Jesucristo lo venció en la Cruz(Colosenses 2:15) y pronto volverá para establecer su Reino(Apocalipsis 22:7).

Querido/a lector/a, Jesucristo te ama, y desea que le abras tu corazón (Apocalipsis 3:20) para entrar en tu vida y restaurar aquello que el pecado ha dañado. Puede que te parezca dificil salir de la situación actual donde te encuentras, puede que te parezca imposible romper con ciertos vicios que te atan en tu vida, pero dice la Palabra de Dios...

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Hoy día hay millones de personas por todo el mundo que han sido libertadas y cambiadas por el Señor Jesucristo desde el día que le abrieron sus corazones. No temas, cree en Él, Jesucristo tiene todo el poder, Él es Dios y quiere darte una vida nueva.
 
Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.

Te invitamos a que aceptes a Jesucristo en tu vida con una sencilla oración:

Señor Jesucristo, reconozco que soy pecador y me arrepiento con todo mi corazón. Límpiame con tu sangre derramada por mi en la cruz. Te pido perdón por haberme dejado llevar por las corrientes de este mundo, te pido que me apartes de todo aquello que tu abominas y que me quiere alejar de tí, ayudame a vencer todo vicio en mi vida, rompe toda cadena y libértame Señor. Creo en tí Jesús y te acepto hoy como mi único Señor y Salvador. En tu nombre Señor, Amén.

Si hiciste esta oración te felicitamos, y te invitamos que apartes tiempo para hablar con Dios cada día por medio de la oración y la lectura de su Palabra la Santa Biblia. Busca una Iglesia Cristiana Evangélica en donde se predique fielmente la Palabra de Dios y para que puedas congregarte con otros cristianos como tú.



¡Que el Señor te bendiga, fortalezca y ayude a vivir para Él!
 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.