Una Iglesia, Un sólo Cuerpo


  
Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. Colosenses 3:13-15, 16


Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; Colosenses 3:23


Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros…Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo…Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. Juan 17:10-11, 18, 20-21


Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo. Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades. Efesios 2:13,14, 15, 16


Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Juan 15:12


Estad
, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud…Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otrosPero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gálatas 5:1,13,18


Amado, fielmente te conduces cuando prestas algún servicio a los hermanos, especialmente a los desconocidos, los cuales han dado ante la iglesia testimonio de tu amor; y harás bien en encaminarlos como es digno de su servicio a Dios, para que continúen su viaje.
3 Juan 1:5-6


Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe. Gálatas 6:10


…Así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Efesios 5:26-27


Dios bendiga su Santa Palabra.

 

Querido lector, la Palabra de Dios es un manantial de Agua Viva, lleno de Sabiduría, la cual, si la escudriñamos con detenimiento, meditamos en ella, y le pedidos al Espíritu Santo que nos abra el entendimiento y de sabiduría para entender sus misterios, no sólo sentiremos que estamos ante un espejo en el cual vemos nuestros propios defectos, sino que, permitiremos a Dios que vaya trabajando en nosotros a medida que nos va limpiando de toda impureza que traíamos del mundo.

Cuando aceptamos a Cristo en nuestro corazón como Señor y Salvador personal, nacemos de nuevo (
Juan 3:6-7), y desde ese mismo momento somos “injertados” en el buen Olivo (Romanos 11:24), en el Cuerpo de Cristo…

1 Corintios 12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Romanos 12:5 Así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

Dios nos ha adoptado como sus Hijos, nos hace partícipes en ganar almas para Él, o lo que es lo mismo, trabajar en la construcción de su Iglesia Universal...

Efesios 4:12A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo

Hechos 2:47  El Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos.

En Hechos de los Apóstoles se encuentra el comienzo de la Iglesia de Cristo, y podemos ver cómo colaboraban los unos con los otros, se ayudaban mutuamente, incluso vendían sus propiedades y las repartían según las necesidades de cada uno…(Hechos 2:44-45)

Del mismo modo, la Iglesia de hoy en día somos llamados a hacer lo mismo,
a ayudarnos mutuamente, amarnos con amor fraternal no fingido (1 Pedro 1:22) y a orar los unos por los otros según nuestras necesidades. (Santiago 5:16)
.

1 Corintios 3:8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.

Dios desea ver una Iglesia unida, sin disensiones, sin divisiones (1 Corintios 3:3), sin denominaciones y trabajando unidos con ferviente Amor por las almas que se pierden y con un mismo sentir de colaborar juntos construyendo la Iglesia para la gloria del Señor. Nuestro deber como cristianos es buscar esa UNIDAD entre las Iglesias Cristianas con sana doctrina y que permanecen fieles al Evangelio de Jesucristo.

Dios nos ha mandado a ser Pacificadores (Mateo 5:9
), a Ir por todo el mundo predicando el Evangelio a toda criatura (Marcos 16:15-16) y Amarnos los unos a los otros con amor fraternal (Romanos 12:10), para que, viendo los que aún no conocen a Dios, el amor fraternal que nos tenemos entre sus discípulos, puedan creer en Aquel que es el Autor del Amor, Jesucristo.

Estamos viviendo en una época muy peligrosa, ha aumentado en gran manera la maldad y la rebelión contra Dios en el mundo, y como la IGLESIA DE CRISTO no podemos permitirnos desperdiciar más el tiempo, son muchos los que se están perdiendo y están sin esperanza ahí afuera esperando a que alguien les predique la Palabra de Dios (Romanos 10:14). Como Iglesia de Cristo tenemos que buscar la dirección de Dios a través de su Espíritu Santo, dejándonos guiar por Él, somos llamados a llevar el mensaje de Salvación que Dios está ofreciendo a la humanidad, por medio de su Hijo Jesucristo. La noche está avanzada, despojémonos de aquello que no glorifica a Dios, de aquello que quiere contaminarnos y Armémonos con las Armas de Luz (Romanos 13:12).

Jesucristo está buscando obreros útiles, soldados valientes que se levanten en contra de la corriente de pecado que está llevando a este mundo al estado tan grave en que se encuentra, si te ha llamado a sus filas, no es para estar ocioso y acostumbrándote a un estilo de vida “sano”, Dios te ha llamado para que seas la Luz del mundo (Mateo 5:14), quiere que seas su instrumento para dar libertad a los oprimidos por el diablo, y sanar a los enfermos (Marcos 16:16-18).

Cristiano/a, necesitamos el poder de Dios en nuestras vidas para vivir unas vidas cristianas activas, necesitamos el Espíritu Santo… díle a Dios que quieres dejarte usar por Él, que quieres ser su instrumento eficaz para salvar a los perdidos, pídele a Dios que derrame sobre tu vida el Espíritu Santo….

Lucas 11:13
Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?

Y así se cumpla esta Palabra en tu vida:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;
A predicar el año agradable del Señor.

Lucas 4:19
Cristo está esperando por ti, Él desea usarte, olvídate de los prejuicios, olvídate de qué pensarán tus amigos o familia,
Colosenses 3:23, si amas a Dios con toda tu alma, mente y corazón Deuteronomio 10:12, debes anhelar la Promesa que Dios tiene para tu vida, debes anhelar ser lleno del Espíritu Santo…

Lucas 24:49
He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros
; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.


Necesitamos ser investidos de poder desde lo alto, estar unánimes orando los unos por los otros, permaneciendo unidos, sin importar a qué congregación o Iglesia local pertenezcamos, si hemos nacido de nuevo, si nos hemos convertido al Señor Jesucristo, lo más importante es que somos el Cuerpo de Cristo y estamos llamados a colaborar juntos en la construcción de Su Iglesia, trabajemos unánimes y con ánimo, sabiendo que nuestro Señor viene pronto a llevarnos con Él.


Dios te bendiga en este día.

 

 

 
Romanos 8:14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Juan 3:8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

Hechos 2:17-18

Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días
Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.