Jóvenes conforme al corazón de Dios

 

  1. 1 Pedro 3:2
    considerando vuestra conducta casta y respetuosa.
  2. Salmos 119:9
    ¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.
  3. 1 Pedro 5:5
    Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.
  4. 1 Timoteo 4:12
    Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
  5. 1 Juan 2:15
    No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.
  6. Josué 1:9
    Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque el Señor tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
  7. 2 Timoteo 2:4
    Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

 

 

 

Dios está buscando jóvenes, esforzados, valientes, que no temen ir hacia adelante para conseguir aquello que se han propuesto en sus vidas. Jóvenes que, saben que su fuerza se la da el Señor, así como la victoria cuando las pruebas llegan a sus vidas. Cuando Dios nos dice que nos esforcemos y seamos valientes, que no temamos ni desmayemos, es porque sabe que vendrán situaciones en nuestras vidas en las cuales se nos va a intentar intimidar, infundir temor, desviar nuestras miradas de Dios y si es posible, acabar con nuestras vidas espirituales.

 

Dice la Palabra de Dios en Mateo 6:21

Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.... no podemos tener en nuestro corazón amor por el mundo y por sus cosas materiales y pasajeras, porque con el tiempo puede llevarnos a apartarnos del Señor y a la perdición. Debemos llenar nuestros corazones con la Palabra de Dios, para asi ir limpiando nuestro camino día tras día, buscar al Señor en oración, de rodillas, teniendo intimidad con nuestro Salvador, si vivimos nuestra vida en la Presencia de Dios, seremos capaces de vencer aquellos pecados y tentaciones que antes nos derrumbaban, un jóven que vive en la Presencia de Dios cada día, será un jóven que vive su vida en victoria, en crecimiento espiritual y en santidad al Señor...

Hebreos 12:14
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor....

Vivir en santidad no significa retirarte a un monasterio apartado del mundo, ni tener título de Estudios Bíblicos, vivir en santidad significa vivir apartados y no dejarse contaminar en medio de un mundo contaminado, significa ser luz allá donde vayamos, una persona que refleja la luz de Dios a través de la comunión con el Espíritu Santo, no podemos vivir una vida en santidad cuando nuestra forma de vestir no es respetuosa ni honra al Señor y cuando no respetamos a nuestros mayores, debemos buscar agradar al Señor en todo tiempo, pidiéndole que abra nuestros ojos para ver las cosas como Él las ve, nuestros oídos para escuchar su voz, y nuestro entendimiento para comprender su Palabra.

Si pasamos tiempo en intimidad con el Señor y leyendo su Palabra, es imposible que nuestra conducta sea arrogante, orgullosa, no casta y sin respeto a los demás.... Mateo 11:29
...aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas...   Cuando Jesucristo ocupa el primer lugar en nuestro corazón, Él va creciendo en nosotros cada día, mientras nosotros vamos menguando y dejando de hacer aquellas cosas que nos separan de Dios.

El corredor no obtiene el primer premio si no corre legítimamente, de igual modo, si no nos esforzamos en la vida por agradar a Dios en todo, si no nos apartarnos de las malas compañías, si no dejamos la música que no glorifica ni le canta a Dios, no viviremos vidas cristianas en crecimiento y en victoria, sino que, nos encontraremos en una espiral que se repite constantemente de caídas, fracasos y desilusiones.

Pero no te desanimes, no importa por la situación que te encuentres atravesando en este momento, Dios quiere animarte y levantarte si has caído, Él quiere fortalecerte para que vivas una vida de poder y en victoria en Cristo Jesús, quiere usarte como su instrumento escogido, Dios no te ha llamado para que te quedes sentado en un banco todos los domingos, ni para que asistas al culto de jóvenes cuando te apetece, ni para que asistas a todos los conciertos evangelísticos que te propongan, Dios te ha llamado para algo más, te ha llamado para ser su colaborador rescatando a los perdidos, a los que se refugian en las drogas, el sexo fuera del matrimonio, el alcohol.... te ha llamado para ser la luz del mundo... SÉ la LUZ DEL MUNDO buscando la Presencia de Dios cada día y la comunión con el Espíritu Santo, buscando consagrarte para Dios, Él quiere y busca jóvenes con deseo y anhelo de apartarse para Él, jóvenes que desean tener intimidad con Dios cada día, jóvenes que se han cansado de ver como está la sociedad y desean ver un cambio en la vida de sus familiares y amigos... pero recuerda, para tú poder ayudar a otros a cambiar, primero debes ser cambiado tú, poniendo a los pies del Señor y abandonando todo aquello que hay en tu vida que sabes que no glorifica a Dios, no tengas temor, Dios te recibe tal cual como estes, Él te ama, y lo único que desea es que le abras tu corazón y dejes que Él cambie aquello que debes cambiar, cuando dobles tus rodillas y lo busques con un corazón contrito y humillado, notarás que Él está comenzando un cambio en tí..... JÓVEN, DIOS CONFÍA EN TI para rescatar almas del infierno... CONFÍALE TU VIDA A ÉL.


¡Dios te bendiga y fortalezca en este día!

2 Timoteo 2:19
Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

1 Corintios 9:24
¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.


Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.