¿Conoces de verdad a Dios? ¿Cuánto amas a tu prójimo?


Marcos 12:31
Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.


1 Juan 4:8
El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Jeremías 29:13
Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón.

-----------------------------------------------------------------


Recuerda que la medida de Amor que tienes a tu prójimo mostrará cual es tu relación y cuánto conoces a Dios.... si no tienes amor por tu prójimo, todavía no has conocido a Dios verdaderamente... Búscalo con un corazón contrito y humillado ...(Salmos 51:17), Dios no sólo desea que le busquemos cuando las cosas andan mal, quiere que tengamos una relación con Él cada día, confiando en que Él tiene todo bajo control...
¿Qué pensaría de ti tu Padre si sólo le buscas y cuentas con él cuando las cosas te van mal? Dios es más que tu Padre, es tu Salvador y Amigo fiel... no esperes que las cosas te vayan mal para abrirle tu corazón...


2 Crónicas 7:14
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Dios quiere perdonar nuestros pecados y sanarnos, pero para ello debemos humillarnos ante Él dándole nuestra vida POR COMPLETO, no a medias, toda área que no le entregues a Cristo será una puerta abierta para que satanás te ataque a través de ella, que el Señor lo reprenda.

Llamarse cristiano es algo muy serio, si alguien se dice ser cristiano, debe ir acompañado de fruto y con una actitud que demuestre que se sigue y se obedece al Maestro y a su Palabra, un cristiano nunca debe presentarse a sí mismo mostrando "obras", el Señor se encarga de presentarlo con los frutos y con un testimonio digno de glorificar al Señor.


Mateo 7:17-19
Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.
No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.
Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

Examinémonos cada uno, teniendo presente que Dios espera de nosotros que demos fruto para Él y vivamos cada día en su Presencia, pidiendo al Señor que quiebre toda área en nuestras vidas que no le glorifica para que la haga de nuevo y podamos servirle sin estorbo y de la manera que Él quiere que lo hagamos, siendo guiados en la libertad de su Espíritu Santo. (
2 Corintios 3:17).


¡Dios te bendiga en este día y derrame en tí de su Amor hacia los demás!



 


 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.