Ayudémonos unos a otros en la unidad de Cristo

Filipenses 1:27

Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio,

1 Pedro 1:22
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido,
amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro...


Colosenses 3:15

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

2 Timoteo 2:24,25
Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;
que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,


Mateo 5:9
Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.


El Señor desea usarnos como instrumentos suyos, purificarnos a través de las pruebas y quitar todo aquello que no le glorifica.
para que demos fruto en Cristo. (6.Juan 15:2)


2 Timoteo 2:15 Como soldado de Cristo...Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

Y si vemos a algún hermano/a caer en medio de la prueba, ayudémosle a levantar con la Palabra de Dios, palabras de Ánimo, y Amor de Dios, y considerándonos a nosotros mismos en todo momento, que sómos torpes y débiles y necesitamos cada día más de Cristo....


Proverbios 24:16
Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse.


Gálatas 6:1
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre,
considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado. Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley
de Cristo.

 

El Señor desea que seamos UNO en Él, de un mismo sentir (1 Pedro 3:8), todos los cristianos nacidos de nuevo por todo el mundo formamos el Cuerpo de Cristo, su Iglesia gloriosa, comprada con su Sangre, y nuestro deber por testimonio a los de afuera (Juan 17:21)y en obediencia al Señor es amarnos los unos a los otros con amor fraternal,sirviendo unánimes al Rey de reyes y Señor de señores.



http://www.hayunaesperanza.net/devocionales/una-iglesia-un-sólo-cuerpo/


Dios te bendiga en este día.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Hay una Esperanza para tu Vida. Todos los derechos reservados.